Luis Caballero (1943-1995)

Por: Gonzalo Fontanés

carboncillo-sobre-papel-1994.jpg

Luis Caballero, para mí, es la versión moderna de Caravaggio. Ver su pintura es adentrarse a ese sub mundo Pasoliniano, de personajes Neorrealistas, personajes marginales salidos de ambientes de extrema pobreza donde la violencia es la única manera de expresar sentimientos o escapar del atolladero.

st-1982.jpg

Estos sentimientos, aunque sean nobles, amorosos o de buena fe, siempre tendrán ligado su trasfondo violento a la Sordidez en su estado más puro.

st-1987.jpg

La crítica especializada ve en Francis Bacon un lugar de encuentro, ve en el irlandés la inspiración del colombiano, esto reforzado por palabras del propio Caballero hablando de sus influencias, crea el equívoco. Admirar un artista no hace, necesariamente, seguir su estilo.

1990.jpg

Bacon al ser expresionista tiende a deformar la realidad para representar lo que nos quiere decir su “Yo” interior. Caballero hace todo lo contrario, nos muestra su realidad brutal, sin deformaciones para atenuar los hechos o maquillándolos buscando agradar. Sus hombres están recostados de la misma forma que los ve el pintor; la violencia, aunque no nos guste, es real.

sin-titulo-1986

Por esto la obra de Caballero, según mí visión, es “Realista”. Claro que al estar ocupado el estilo por los pintores del siglo XIX, es necesario buscar una nueva casa. Anteponiendo el prefijo Neo al término Realismo nos da: Neorrealismo, más acorde a nuestros tiempos  e historia. Mas acorde con la obra de Luis Caballero. Término usado en el cine, pero ya es hora de desempolvarlo y utilizarlo en la pintura, con Caballero no hay excusa para tapar la nueva realidad o ponerle un condón.

st-2-1994.jpg

Caballero está clasificado en este blog bajo el alero Vanguardista, por su libertad creadora y su batalla contra las prohibiciones, establecidas por el Mercado comercial. No cualquiera cuelga un Caballero en el salón de su casa. Ese irrespeto a cualquier régla me llevó a situarlo dentro del Vanguardismo, pero por algo técnico: había que clasificar su estilo dentro de los existentes. Para mi, repito, es Neorrealista.

1989-oleo-sobre-papel.jpg

Caballero casi nunca salió del monocromismo en su obra. Creó su universo personal, rodeado de esos personajes con sordidez sensual y rostros ocultos, que terminaron atrapándolo en su temática pictórica.

sin-titulo-1994.jpg

Sus torsos demuestran la técnica del artista consumado, vemos movimiento en esos músculos tensos, la angustia sale del alma de esos rostros sin esperanza.

1994.jpg

En su conjunto vemos espacios claustrofóbicos ocupados con seres sufriendo un dolor intenso; buscando una expiación por pecados cometidos o por cometer, o quizás como una antesala al placer absoluto.

st-1975.jpg

La similitud entre Caravaggio los sigue hasta la muerte, al igual que el milanés, Caballero anticipa su propia muerte, falleciendo como un personaje de sus cuadros. Ultrajado en su espacio más intimo, no pudo vencer una pelea desigual desde el comienzo. Su adversario lo hizo sufrir más que cualquiera de sus personajes anónimos, casi nunca le puso título a sus creaciones, el Sida se llevó su talento y su vida.

1990-st.jpg

“El erotismo es lento y el sexo es rápido…” Decía Luis Caballero en una entrevista. Catalogar la obra de Caballero escondiéndola bajo un manto de prejuicios morales rancios es rápido; admirar su obra es lento.

foto-luis-caballero

Luis Caballero Holguín

Por: Fernando Ureña Rib


Luis Caballero Holguín (1943-1995) es uno de los pintores latinoamericanos más significativos. Consideró su homosexualidad como un componente fundamental de su expresión artística y durante los últimos veinticinco años de su vida el desnudo masculino se convirtió en el centro de su obra.






Caballero murió de complicaciones de SIDA en 1995. Al año siguiente, la ciudad de Bogotá estableció en su memoria el Premio Luis Caballero.






“Una dramática angustia sacude el alma de las figuras desnudas del colombiano Luís Caballero. Esta angustia y el cuerpo estremecido por un dolor interior, en un hombre joven son los temas centrales de la pintura y del dibujo de Luís Caballero. Caballero maneja con destreza el tema de la anatomía masculina y en sus manos, la sepia, el carboncillo, la sanguina, recorren la piel y los músculos del modelo con una eficacia que nos parecía perdida ya para siempre.
Caballero recobra una manera renacentista del trazado y le insufla energía y vitalidad y sobre todo, ese aspecto sórdido y teatral de un mundo apenas estudiado o tocado en la historia del arte: La homosexualidad. En sus torsos, la fidelidad al trabajado cuerpo de sus modelos es paralela a su fidelidad al drama, al espacio interior, a la denuncia que implican esos gestos crispados, esos músculos en reposo, esos rostros abrumado por un mundo que parece ajeno al personaje sedente bajo el reflector de la escena.
Con todo, y aparte de esas circunstancias temáticas, la obra de Luís Caballero sobresale y se impone dentro del resto del arte vacuo y aburrido que nos circunda y que no deja lugar alguno, ni para la imaginación ni para el diálogo.”

Anuncios

Published by: Jesús Alberto Arbeláez Arce (Jalar)

Artista Plástico Nace en Medellín (Colombia) el 9 de Junio de 1960. De 1971 a 1978 estudia con los maestros Jorge Cárdenas y Marco Tulio Castaño. De 1980 a 1983 continúa sus estudios en el Instituto de Bellas Artes de la ciudad de Pereira. De 1984 a 1986 asiste al Taller del desnudo en el Museo de Antioquia. Ha participado en innumerables Salones de Arte y exposiciones colectivas y ha realizado 19 exposiciones individuales. Su obra con marcada tendencia surrealista se encuentra en: Museo Casa de la Convención, Rionegro. Administración Municipal de Rionegro. Concejo Municipal de Marinilla. Fundación Infancia para la Paz,INFAPAZ. Fundación Néstor Sanín Arbeláez. Asamblea Departamental de Antioquia...Además en diferentes colecciones privadas. Actualmente reside y tiene su estudio-galería en la ciudad de Marinilla, Colombia. *Celular: 311 647 68 27 E.mail: jalararte@hotmail.com POEMAS VISUALES Pintura natural al natural, es la obra de Jesús Alberto Arbeláez Arce , JALAR. Ajena a elucubraciones mentales y formales y también a la parafernalia y al brillo artificial de las tendencias de moda. Su trabajo pictórico es un poema visual, pletórico de vida, de luz y sobre todo de color. Gabriel Posada Aguirre Galerista y critico de arte

Categorías ARTEEtiquetas, , , , , , , , , Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s